Derechos de autor: Frida Laponia y Vacabou

El siempre interesante Agustín Fernández Mallo nos ha hecho llegar a la redacción un par de CDs. Uno de ellos es el primer disco de Frida Laponia, grupo que ha formado junto a Joan Feliu Sastre, y el otro es ‘alfalfa & beta‘, la nueva entrega de los mallorquines Vacabou, en los que es Pascale Saravelli la que se une al ya citado Joan Feliu Sastre.

Los discos están disponibles para ser descargados con total libertad en las páginas de Frida Laponia y Vacabou respectivamente. Personalmente su música no nos ha llamado demasiado la atención (demasiado Siglo 21 para lo que suele gustarnos normalmente, cualquier oyente asiduo de Radio 3 sabrá de sobra a qué nos referimos), pero sí que nos ha parecido reseñable este hecho de que ambos grupos compartan su música con todos sus seguidores, que serán al fin y al cabo los últimos responsables de que sus carreras duren o no muchos años.

Reproducimos lo más fielmente posible la nota que aparece en ‘alfalfa & beta‘, porque nos parece una carga de profundidad contra el justo centro del problema discográfico.

Bands don’t earn from selling but from Concerts come when People know about you when they hear your music, no matter how. 99% of bands & la els have no m ney to uy space in the b g m dia w ich sells it. Technology is their only exit to this situation. There has always been powerful people against deep changes in societies, and they can hurt many but they never won.

O dicho de otro modo y traduciendo de forma libre:

Los grupos no ganan dinero vendiendo discos, sino a través de sus conciertos. Y estos conciertos llegan cuando la gente te conoce, cosa que sucede cuando la gente escucha tu trabajo, no importa de qué manera. el 99% de los grupos y sellos discográficos no tienen suficiente dinero como para comprar espacio en los grandes medios de comunicación. La tecnología es la única forma con la que pueden salir de esta situación. Siempre ha habido gente poderosa que se ha posicionado contra los cambios profundos en la sociedad y, a pesar de que puedan hacer mucho daño, nunca han ganado.

Que ustedes lo escuchen bien…