Al dragón Gregorio no le gustaba llevar ropa de abrigo. Por eso se resfrió nada más llegar el otoño.

A cada estornudo, salía una nueva llamarada por sus fauces. Y cuando su camino se cruzó con los de los reyes Gruñón I, de Enfadonia de Arriba, y Cascarrabias II, de Enfadonia de Abajo, la situación se terminó por complicar.

¿Quieres ver cómo?

Los Cuentos Cortos para Lavarse los Dientes son unos cuentos narrados en poco más de dos minutos para que los niños puedan escucharlos mientras se lavan los dientes. ¡Olvídate de los relojes de arena y asegúrate de un modo divertido de que tus hijos se cepillan el tiempo suficiente!

Puedes disfrutar de este cuento infantil en formato audio:

O en formato vídeo:

¡No olvides suscribirte en mi Lista de Correo si no quieres perderte ninguno de estos Cuentos Cortos para Lavarse los Dientes!

El dragón Gregorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*